bpbrainiak.cl->Code

Cuento Corto

Un niño pequeño jugaba frenéticamente en el pasillo mientras su padre leía y registraba la información recogida en un arreglo de sensores externo.

Él y su familia vivían en una de las remotas estaciones espaciales que observaban la estrella Betelgeuse; era un hogar remoto pero era un hogar.

¿Qué haces papá? pregunto inocentemente el niño al ver a su papá tan concentrado en lo que hacia. Con esa pregunta de sobresalto el padre salió de su estado de concentración.

-Ingreso datos en el correlacionador hijo, estamos observando los datos de una estrella – dijo sin anticipar la pregunta que de golpe arrojo el niño en respuesta.

-y ¿Por qué? pregunto el niño.

El padre abandono lo que estaba haciendo y le explico.

-Llevamos varias generaciones estudiando varias estrellas para comprender como viven y como mueren, que sucede con ellas durante sus años de vida, y que pasa con ellas cuando empiezan a morir. Toda la vida de una estrella toma varios miles de millones de generaciones de hombres; así que cambiaran muy poco mientras vivamos, pero aun así es fascinante – Mira hijo – Encendió el proyector que estaba sobre su escritorio y se vio una estrella grande y roja que emergió de súbito a la vista del niño.

-Esa es Betelgeuse, la estrella que observamos, antes que la humanidad pudiera salir al espacio, ya era así, pero por todo lo que sabemos, esto es lo que ha pasado.- y ante los sorprendidos ojos del niño en unos minutos vio la estrella formarse, brillar y luego crecer y volverse roja, mientras el niño miraba con admiración y maravillado.

-Y así es como está ahora hijo – dijo el padre.

-¿Qué pasará con ella papá? – pregunto el niño

-No lo se hijo, la verdad sabemos que morirá, pero no sabemos como- Dijo animadamente.

-¿Papá, si las estrellas mueren… están vivas?- pregunto nuevamente el niño mirando el modelo proyectado.

El padre se sorprendió, nunca lo había pensado.

-no lo se hijo, de verdad no lo se.

Fin.


Categorised as: Uncategorized


Comments are closed.